Abel Nazario dice que no renunciará a su cargo

El senador Abel Nazario no renunciará a su cargo en la legislatura, confirmó su abogada María Domínguez, tras ser arrestado hoy, miércoles, por las autoridades federales por presuntos empleados fantasmas mientras fue alcalde de Yauco.

“Yo soy inocente, los inocentes no renuncian”, sostuvo a su salida del Tribunal federal, en Hato Rey, luego de comparecer a su vista inicial ante la magistrada Silvia Carrillo.

Este nuevo caso no tiene relación con su arresto del pasado septiembre en 2018 por supuesto fraude con fondos del Departamento del Trabajo federal.

Según la portavoz del Negociado de Investigaciones (FBI en inglés), Limarys Cruz, en la mañana de hoy se produjo ocho arrestos en total.

Dos de los ocho arrestados fueron Kelvin Ortiz Vergara y Juan J. Rosario Nuñez, empleados del municipio de Aguas Buenas, por lo que el alcalde los destituyó a ambos.

«Reconozco que a ambos, les asiste la presunción de inocencia, sin embargo como alcalde tengo el deber hacer valer nuestra política pública de cero tolerancia a la corrupción y erradicar cualquier vínculo de apariencia de acto ilegal”, dijo el alcalde en declaraciones escritas.

Los arresto de hoy se dan por una supuesta conspiración con exempleados irregulares del municipio de Yauco para que trabajaran en su campaña política para el Senado en las pasadas elecciones.

“El propósito de la conspiración fue que el acusado Abel Nazario, con la asistencia de los acusados Edwin Torres Gutiérrez y Claribel Rodríguez Canchani, pagara a los acusados Humberto Pagán Sánchez, Kelvin Ortiz Vegara, Ramón Martes Negrón, Juan Rosario Núñez y Eric Rondón Rodríguez de fondos municipales para trabajar en la campaña senatorial del acusado. Un propósito adicional era que los empleados irregulares brindaran asistencia a las campañas de otros políticos del partido cuyo apoyo Nazario necesitaría para ganar las elecciones al Senado y para un intento posterior de convertirse en presidente del Senado”, dijo el fiscal federal, Stephen Muldrow en declaraciones escritas.

Indicó que de acuerdo con la pesquisa, en agosto de 2016, durante una auditoría de rutina, la Oficina de la Contralora descubrió que había empleados irregulares pagados por el Municipio de Yauco que nunca se presentaron a trabajar o se presentaron esporádicamente.

Asimismo, la investigación arrojó que entre 2014 y 2016, los acusados conspiraron y acordaron entre ellos malversar, robar, obtener por fraude o, de otra manera, sin autorización convertir al uso de cualquier persona que no sea el propietario legítimo, o mal aplicar intencionalmente, propiedad valorada en más de 5,000 dólares que era propiedad o estaba bajo el cuidado y la custodia del municipio. Todo en violación del Título 18, Código de los Estados Unidos, Secciones 371 y 666 (a) (1) (A).

Según la acusación, Nazario firmó numerosos contratos de trabajo irregulares para los acusados Pagán Sánchez, Ortiz Vegara, Martes Negrón, Rosario Núñez y Rondón Rodríguez. La justificación que figura en cada contrato era “Necesidad de Servicio”.

Además, se indicó que la oficina que figura en cada contrato era “Oficina del Alcalde”. El supervisor inmediato que figuraba en cada contrato era el acusado Torres Gutiérrez, quien instruyó a estos empleados irregulares para que se reportaran al Municipio una vez por semana o una vez al mes. Después de enterarse de que el municipio estaba bajo investigación, Torres Gutiérrez ordenó a los empleados que se reportaran al Municipio dos veces a la semana o dos o tres veces al mes, y luego los enviaron a diferentes oficinas dentro del Municipio.

Por otro lado, Muldrow detalló que los acusados Pagán Sánchez, Ortiz Vegarra, Martes Negrón, Rosario Núñez y Rondón Rodríguez informaron a la Municipalidad para cobrar sus cheques de pago y asistir a reuniones en el edificio anexo con Nazario y Torres Gutiérrez para hablar sobre su campaña política.

“Estos cinco empleados irregulares completaron esporádicamente registros de tiempo y asistencia, y cuando lo hicieron, Torres Gutiérrez les indicó que simplemente los firmaran y dejaran en blanco las horas trabajadas”, sostuvo Muldrow.

De otra parte, detalló que el exalcalde yaucano ordenó a los acusados Torres Gutiérrez y Rodríguez Canchani que dirigieran a los empleados del Departamento de Recursos Humanos, ya sea verbalmente o por escrito, a procesar la nómina de los cinco empleados irregulares con base en documentación falsa o nula para respaldar el pago de los salarios. Rodríguez Canchani ordenó al menos a un empleado del Departamento de Recursos Humanos que la ayudara a crear registros de tiempo y asistencia falsos y luego manipuló las hojas de tiempo y asistencia creadas falsamente de tal manera que parecieran viejas.

El FBI está a cargo de la investigación en la colaboración de la Oficina de la Contralora y la Oficina del Inspector General del Departamento de Trabajo de los Estados Unidos. Los acusados enfrentan una pena máxima de prisión de 10 años y una multa que no excederá los 250,000 dólares.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s